Opinión

Aguiar Retes cobarde y sumiso

Así llamó el padre Hugo Valdemar -por 15 años director de Comunicación Social de la Arquidiócesis de México- al cardenal y arzobispo primado de México Carlos Aguiar Retes. No lo mencionó por su nombre, pero dijo “las autoridades eclesiásticas que se mostraron cobardes y sumisas”, y la máxima autoridad eclesiástica en México es el cardenal Carlos Aguiar Retes.

Pero vamos por partes. Le comento primero que en Nicaragua hay una feroz persecución religiosa por parte del gobierno comunista de Daniel Ortega. Muy probablemente ya ha visto usted algunos videos en los que policías y soldados no dejan entrar a los católicos a sus templos, en los que el gobierno mantiene secuestrados a ministros de la iglesia católica y no les permite ni comer…

Esta represión y persecución es reciente, ¿por qué? no lo sé, pero me imagino que al ver los videos en los que soldados bolivianos aparecen de rodillas, en las calles, rezando, pidiéndole a Dios por su patria, y a militares de alto rango declarando que consagran a su país, Bolivia, a Cristo Rey como su máximo comandante en Jefe, supongo -repito- que Daniel Ortega, que no es tonto, sospecha que fue la Iglesia, o las Iglesias las que sacaron a Evo Morales del poder y está poniendo sus barbas a remojar. Se está adelantando y tratando de anular a la Iglesia Católica, por eso la persecución.

Ahora, esto va a pasar también en México, lo de la persecución religiosa contra la Iglesia Católica (contra las iglesias evangélicas no, porque ya están al servicio de López Obrador, sus ministros están en la nómina y sus seguidores andan repartiendo la Cartilla Moral del presidente. Y va a pasar -todo parece indicar- con la complacencia de la jerarquía eclesiástica encabezada por Aguiar Retes, porque a ellos, a los jerarcas, no les va a pasar nada, ellos seguirán disfrutando de todos sus privilegios y comodidades, aquí o en algún país extranjero, los que van a pagar el pato son los simples sacerdotes o párrocos de cada comunidad. Justamente como entre los años de 1926 a 1929.

¿Por qué creo que esto va a pasar? En primer lugar, porque a finales del siglo pasado, 1998-1999 la Iglesia católica en México estuvo muy activa promoviendo el voto en contra del PRI y a favor del PAN, en todas sus comunidades de base los ministros religiosos les decían a los integrantes que había que sacar al PRI de Los Pinos, y en público, en misa, como no podían legalmente aconsejar por cuál partido votar, deslizaban que en las siguientes elecciones había que pensar en “el bien común” que era el slogan del PAN, no hacía falta decir más. Y lo lograron, lo logró la Iglesia Católica, sacó al PRI del poder y entronizó a Vicente Fox.

Y ahora en cambio, cuando se supone la Iglesia Católica está tan agraviada por el partido Morena, ¿recuerda usted los videos durante la campaña de López Obrador, en uno de los cuales una pareja se acercaba a comulgar al pie del altar y luego ahí mismo se ponían a bailar junto con el sacerdote?, que por supuesto era un actor, pero el templo era real, auténtico, fue una verdadera profanación, una burla, un sacrilegio, y eso fue sólo en uno de los videos; ¿recuerda también que la judía sionista Claudia Sheimbaun mandó destruir un templo en la Ciudad de México cuando era sólo jefa de una delegación…?

Bueno pues con todo y estos agravios, los obispos, arzobispos y cardenales (con excepción de Juan Sandoval Iñiguez que ya no ejerce como tal) de México, no dicen ni pío contra lo que está haciendo el gobierno de López Obrador. Una fuente cercana a la Arquidiócesis de Guadalajara me confió que ya el gobierno federal mandó hacer un inventario de todos los objetos sagrados (cálices, copones, patenas, etc. que hay en los templos de todo el país, porque todo eso, dice, es propiedad de la nación. Para empezar…

¿Qué les pasa a los jerarcas de la Iglesia Católica en México?, a los obispos y arzobispos, ¿son masones y son ésas las instrucciones que tienen de su logia?, ¿son las órdenes que tienen de Jorge Mario Bergoglio, quien ejerce como Papa con el nombre de Francisco, pero que está haciendo todo lo posible por destruir a la Iglesia? En días pasados Bergoglio organizó un sínodo llamado Amazónico, en el que prácticamente se le rindió culto a Satanás en las instalaciones del Vaticano, al adorar a una deidad indígena llamada Pachamama o la Madre Tierra. Y como esa han sido varias las señales que ha dado Bergoglio de que es un servidor del enemigo y no un defensor de la Iglesia que se supone encabeza. ¿O qué otra cosa explica este comportamiento de la Jerarquía Católica?, la secta de los andresianos llama Prensa Vendida a los medios de comunicación, ¿Iglesia Vendida? pregunto yo por mi parte.

Pero algo pasa. La Jerarquía Católica, agraviada su Iglesia por el partido Morena, no mueve un dedo para enfrentar a la dictadura de Andrés Manuel López Obrador, como sí lo hizo en cambio para sacar al PRI de Los Pinos. Le espera a sus ministros y fieles creyentes lo mismo que les está pasando en Nicaragua.

Para concluir, el padre Hugo Valdemar dijo lo que dijo días antes de la marcha feminista proabortista que tendrá lugar hoy en la Ciudad de México. Algunas de sus palabras fueron:

“así como en septiembre, (que) se convoque a los católicos a defender nuestra fe y nuestros templos”. “Los católicos no somos cobardes ni traidores a Jesús”. “Estamos dispuestos a derramar nuestra sangre como nuestros valientes cristeros que dieron su vida al grito de ¡Viva Cristo Rey!”.

Los violentos grupos feministas -dijo- “están pidiendo impunidad. Es decir, que no haya seguridad para que puedan libremente vandalizar, quemar y profanar templos y catedrales como lo han hecho en Argentina y Chile”. Y es que para hoy, 25 de noviembre, mujeres agrupadasen la plataforma “Terremoto feminista” anunciaron una manifestación. La marcha iniciará a las 5:00 pm y tendrá como inicio el Ángel de la Independencia y finalizará en el Zócalo.

Y la Iglesia católica, en lugar de prepararse y tomar medidas preventivas contra el vandalismo, rechazó invitar a defender los templos del centro histórico, y manifestó su respeto irrestricto a quienes piensan diferente. En un comunicado publicado en el sitio web Desde la Fe, la Arquidiócesis Primada de México se deslindó de las “supuestas invitaciones para defender los templos ante posibles agresiones de las que serán víctimas en próximas manifestaciones”. “Les informamos que de parte de la Iglesia Arquidiocesana no existe proyecto para convocar a campaña alguna que secunde el enfrentamiento”.

¿Pues de qué lado está Aguiar Retes, del de la Iglesia Católica?, o del lado de las feministas y abortistas que la atacan y la quieren incendiar? Durante la marcha el 28 de septiembre las manifestantes quemaron madera y cartón a la entrada de la Catedral, frente al Zócalo.

“Pero si aquí la autoridad es omisa -dijo el Padre Valdemar- los jóvenes católicos están listos para defender la fe y la santidad de nuestros templos, más allá de las garantías de seguridad que debe brindar la autoridad civil, o de la aprobación de las autoridades eclesiásticas que la vez pasada se mostraron cobardes y sumisas”. Ahí le hablan Señor Cardenal.

Y en cuanto a su silencio cómplice ante López Obrador, después de su guerra santa hace 20 años contra el PRI y a favor del PAN, ojalá alguien pudiera explicarnos la causa. Sabemos que hay muchos obispos de buena fe, que ven venir lo que ya tenemos encima -una dictadura comunista- y que estarían dispuestos a orientar a sus sacerdotes y estos a su feligresía acerca de cómo se puede enfrentar a la tiranía. Quiera Dios iluminarlos y que más de alguno lo haga.

Categorías:Opinión

Tagged as:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s