Opinión

México no es Latinoamérica, ¿o sí?

Las últimas semanas hemos leído o visto en las noticias, muchas noticas sobre lo que está pasando en Latinoamérica.

Que si las protestas en Chile, un país que se presumía tener  la más moderna sociedad del cono sur del continente. Que si las presiones para que llegara, o regresaran los Kirshner Fernández a Argentina. Que si Venezuela con su entrampado bi-gobierno. Que si Boliva y sus elecciones donde se les cayó el sistema y terminó con la “renuncia” del presidente Evo Morales.

Todo eso pasa en la parte sur de América.

Acá, en la norte del continente, pasamos de la apertura de Canadá a recibir profesionistas mexicanos con buenos sueldos, o el presidente Trump con su “empeachment”  o desafuero y el arranque de su precampaña rumbo a la reelección y su postura de gandalla frente  a la condición de los migrantes centroamericanos retenidos en México y, obviamente, lo que ha tenido que pasar Andrés Manuel López Obrador, desde el infame culiacanazo, la matanza en la Comunidad LeBaron y , su velada preocupación de que el ejército le aplique una revuelta que termine por convertirse en un eventual (esperemos lejano o imposible) golpe de estado. 

Para nadie es ajeno saber, su poner o haber escuchado que las manos de los estadunidenses están más que metidas en la política de todos los pueblos centro o sudamericanos. 

¿Tendrá qué ver la presidencia de los estadunidenses en la política  interna de cada país de América?, En Cuba ya es público y notoria la política  intervencionista que ejerce  la Unión Americana sobre la isla. En el resto de los países, bastante con el observar lo que ha pasado en las últimas semanas: Lula da Silva sale de la Cárcel en Brasil; Evo Morales deja la presidencia en Bolivia; El presidente Piñeira ofrece disculpas a su pueblo por intentar aplicar modificaciones a las leyes de retiro, tras una serie de violentas manifestaciones en Chile; en Argentina arman sus estrategias para hacer frente a la fuerte crisis económica que trajeron los incesantes cambios políticos internos. En México, en México seguimos la guerra contra el narco, pero ya sin rifles, sin patrullas y sin balas; con abrazos, explicaciones y conferencias de prensas. El país sigue convulso, sigue con alta incidencia de desaparecidos, levantados, asesinados; con altos índices de consumo de drogas, alcohol y trata de personas.

En la perspectiva de las campañas electorales que se vienen en la Unión Americana, donde Trump pretende reelegirse y donde los demócratas buscan acorralarlo, valdría la pena observar lo que ocurre en el resto del continente. Pensar si lo que viene ocurriendo en otros países, con manifestaciones violentas, con o sin razón, con o contra los regímenes políticos, es lo que sigue para nuestro país.

Claro, hay quien piensa que por ser vecinos de Estado Unidos, México no es como el resto de los países de Latinoamérica.

En verdad creemos que México no es Latinoamérica,  ¿o sí?, ¿Estaremos igual?, ¿Estaremos peor? ¿Aquí no podría haber revueltas sociales que impacten las posiciones políticas y de poder que actualmente se tienen? ¿Usted qué opina?.

Categorías:Opinión

Tagged as:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s