Regional

Esposa y madre angustiada busca a su marido jornalero

• Vino a cortar aguacate a Cerro Gordo y nada se sabe de él

Yaneth solo quiere encontrar a su marido Bernabé, padre de sus tres hijos, quien desapareció junto con otros 9 jornaleros cuando acudieron a hacer la labor de pizca de Aguacate a Cerro Gordo, proporcionó su número de celular esperanzada en que alguien pudiera dar alguna información, y solo ha conseguido que traten de extorsionarla, problemas familiares, y además que autoridades la ignoren, o que la gente diga que tanto ella como este medio que dio a conocer la información están confundidos, y que seguramente se trató de otro Cerro Gordo, lo cierto es que su marido no aparece y su peregrinaje hacia tierras jaliscienses apenas comienza.

“Mis niños y yo estamos destrozados”, comenzó a platicarnos vía telefónica Yaneth luego de que pudiéramos contactar con ella. “Mi marido salió de Tingüindín con mi cuñado, él se dedicaba a cortar aguacates aquí en la región, no de hacerse cargo de los jornaleros, pero decidió irse acompañando a su hermano a Cerro Gordo, se llevó mi camioneta y no traía ni un peso, es la verdad, mi cuñado se haría cargo de los gastos, salieron rumbo a la huerta donde cortarían los aguacate propiedad de Don Alejo, llegaron el lunes de la semana pasada, el martes se regresarían y solo regresó mi cuñado con un montón de versiones distintas”.

Y es que Janeth señala que su cuñado se la ha pasado dando distintas versiones sobre su marido, lo cual se le hace muy raro, “De plano ya lo veo con desconfianza, primero dijo que ellos vendrían después, luego, cuando no llegaron, señaló que mi marido se había quedado sin gasolina, mencionó algo de la Trinidad, no sé dónde queda eso, la cosa es que Bernabé se enojó con él porque se supone mi cuñado se haría cargo de los gastos, le reclamó y se fue, por lo que mi marido pensó que no iba a regresar y él también se fue a buscar gasolina, sin embargo mi cuñado sí regresó, había ido a comprar 5 litros de gasolina, cuando llegó y no estaba les dijo a los peones que le pusieran esa gasolina, que los esperaría en la gasolinera a donde había acudido, ahí, dijo, lo esperó y vio pasar la camioneta muy rápido sin pararse, intentó alcanzarlo pero ya no pudo y esa fue la última vez que lo vio”-.

-“Pero luego cambió la versión y dijo que sí lo había alcanzado y que se puso adelante de él, pero cuando llegó a Atotonilco lo perdió de vista y ya no supe de él. ¿Cómo va a correr una camioneta de 8 cilindros con 11 gentes arriba tan rápido? ¿Por qué no lo esperó? ¿Por qué no lo siguió?, no entiendo”.

Janeth señala que el gobierno de Michoacán no quería hacerse cargo de la desaparición hasta este lunes cuando por fin la fiscalía tomó el caso, además de les dijeron que la denuncia tendría que ponerse en Ocotlán, porque allá los habían mandado en un principio, pero cuando llegaron y se pusieron a ver el mapa de dónde había sido la última vez que habían visto a los jornaleros, les señalaron que tendría que hacerse la denuncia en Arandas o Atotonilco.

“Andábamos allá 11 mujeres junto con mi cuñado, y de ahí nos dijeron que la Trinidad pertenecía a Atotonilco, estuvimos ahí toda la mañana y nos dijeron que para que no estuviéramos moviendo a toda la gente de a un lado a otro ellos mandarían la denuncia a Atotonilco desde ahí. 

-¿Tiene el número de la carpeta de investigación?

“Sí, tengo la de mi marido: 41718/2019, el número de oficio, es 1140/2019”

La parte que muestra Yaneth del documento solicita toma de muestra para perfil genético y procesamiento.

“Mi cuñado -continuó platicando Yaneth- ya no quiso ir a Atotonilco, que porque le da miedo, y nosotros tampoco hemos ido a San Ignacio por lo mismo, en un principio nos habían dicho que mi marido y los demás habían sido detenidos en Atotonilco, pero el dueño de la huerta preguntó y le dijeron que no tenían ningún reporte. Yo le he marcado al dueño de la huerta pero ya no me contesta, la empresa donde trabajaba tampoco quiere saber nada, dicen que el responsable de los trabajadores era mi cuñado.

No puedo hacer denuncia de la camioneta robada porque los papeles estaban dentro de ella, es una GMC Yukon Modelo 95 con placas PFT279Z ¿Y si está desaparecida qué hago? En Ocotlán me dijeron que llevara los papeles cuando llevara a mis hijos para sacar muestras de ADN, esto en el peor de los escenarios, por si apareciera y hubiera que identificarlo.

Yaneth señaló que de acuerdo a la última versión de su cuñado, este se había quedado sin gasolina frente a un minisúper, por lo que no sabe si hubiera alguna cámara de seguridad que pudiera confirmarlo. En efecto en Atotonilco hay una colonia llamada la Trinidad y a unos cuantos kilómetros una gasolinera, donde al parecer su cuñado habría esperado a la camioneta.

“Me han llamado infinidad de personas, la publicación se hizo viral, pero ahora me hablan para pedirme dinero, que les dé 50 mil, 200 mil y que me dan a mi marido, cuando les digo que me digan cómo es, me dicen que primero les dé el dinero y luego me dicen, pues no, de plano ya a veces ni contesto, ahorita te contesté de pura chiripazo, yo solo quiero encontrar a mi marido, es moreno, tiene tatuajes, uno con el nombre de Yaneth”.

Yanet mencionó una descripción más detallada que preferimos omitir debido a la cantidad de llamadas de extorsión que ha recibido. “Tenemos miedo, enojo, desconfianza, estamos desesperados y destrozados, por favor, mis hijos y yo queremos ver a mi marido de nuevo”.

Categorías:Regional

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s