Tepatitlán

Se fue el Padre Tadeo del Seminario

• Ahora el padre Javier es el jefe, y el padre Vicente se encargará del Seminario Menor

Tepatitlán, Jal.- Los Misioneros del Sagrado Corazón de Jesús y Santa María de Guadalupe, que se encuentran en Tepatitlán desde hace muchos años y quienes se encargan de preparar futuros sacerdotes, tuvieron algunos movimientos en su congregación, el padre Alejandro Tadeo Ibarra, originario de Tepa, se despidió de sus feligreses luego de 10 años de estar al frente del Seminario, su nuevo destino San Martín de los Flores, Tlaquepaque, en donde estará al frente del noviciado.

Este domingo el Padre Tadeo se despidió en una misa solemne donde estuvieron presentes el padre Javier Alberto Guerrero Enríquez, quien ahora será el superior de la Casa y director del Colegio Renacimiento Juan Pablo II, y el padre Vicente Noceda Peña, quien se encargará del Seminario Menor, en donde actualmente hay 6 jóvenes de Preparatoria, quienes viven en el seminario.

El Padre Vicente también apoya en la dirección espiritual del Colegio. Además en la casa habitan el padre Pastor Hermosillo González, que ya está descansando y cuidando de su salud, y Juan Gallegos Llamas, que por cuestiones de la edad y de salud se encuentra en cama.

A esta casa llegará además el padre Ricardo Casillas Ríos, originario de San Ignacio Cerro, quien tuvo su diaconado en San Cristóbal de las Casas y unos meses atrás se ordenó sacerdote, él estará a cargo de la pastoral vocacional, es decir, buscará jóvenes que viven con su familia, que estudian la secundaria o preparatoria, o en otras edades que quieran integrarse a la congregación, su labor es captarlos y acompañarlos para que durante ese ciclo ratifiquen su idea de ser sacerdote, de tal manera que para el siguiente ciclo escolar se integren a la congregación, ya sea en el seminario menor o en el noviciado, su llegada será en los primeros días  de noviembre, por lo que pronto los feligreses verán un nuevo rostro durante las misas en ese lugar.

Vicente Noceda Peña, nuevo encargado del Seminario Menor, señaló que los cambios se debían a los cambios que a su vez hubo en el gobierno de la congregación, situación a la que ya están acostumbrados, porque al ser parte de una congregación misionera están expuesto al cambio,  “como congregación tenemos un gobierno que nos coordina, y distribuye la forma de trabajar de los misioneros, al principio se gobernaba por 4 años, pero hace seis años se modificó a un gobierno de seis años, está el superior general, el vicario general y existe una Casa General ubicada en la ciudad de México, a ellos los acompañan 3 personas y forman un consejo, cuando llega el  nuevo gobierno ya sabemos que estamos sujetos a cambios y que probablemente nos vayan a mover, ¿de qué depende? de la mentalidad, la formación y el criterio del superior.

El padre Tadeo, oriundo de Tepatitlán, comenzó hace 10 años como director del Colegio Renacimiento, después en el cambio de gobierno hace seis años, lo mandaron como maestro de novicios en Tlaquepaque, sin embargo al año y medio decidieron que regresara a Tepatitlán junto con los jóvenes del noviciado que en ese entonces era 8 y para además hacerse cargo del Seminario Menor en donde había 3 jóvenes, y al entrar el nuevo superior general éste le pidió que regrese a la casa del noviciado y junto con él 5 nuevos jóvenes que lo cursan.

“La formación, inicia en el seminario menor donde estudian la preparatoria los que tienen la idea de ser sacerdotes, en estos 3 años se les va a apoyando, después sigue el noviciado, es propiamente la formación para ser misionario, y de ahí continúan 3 años de Filosofía, 4 años de Teología que son interrumpidos por un año de servicio, estos último dos se estudian en la Ciudad de México, los jóvenes del seminario menor son provenientes de San Ignacio Cerro, Estado de México, Morelos, Tabasco, Puebla y uno de Tepatitlán, mientras que los del noviciado son de Tabasco, Morelos, San Cristóbal de las Casas y Ciudad de México”, señaló el Padre Vicente.

¿No le dan nervios pensar que lo puedan mover padre?

“Desde que entré al seminario yo tengo la mentalidad de que me cambien de lugar cada que hay cambio de gobierno, todos estamos preparados y tenemos en la mente que nos pueden cambiar, yo en los personal  no me pongo nervioso, todavía estoy joven y con espíritu aventurero, me pueden mandar a donde quieran, siento que mi estómago puede aguantar cualquier alimentación, clima, horarios, etc., es más fácil que yo me adapte a cualquier realidad, porque cuando ya esté grande comenzarán los achaques, y finalmente creo que mi forma de ser es adaptable” finalizó sonriente el padre Vicente.

Categorías:Tepatitlán

Tagged as:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s