Opinión

Vandalismo

Como son tiempos de transformación… de la Cuarta Transformación, o de la transformación de cuarta como le llaman muchos mexicanos, en la que todo debe cambiar, para mal o para peor (la reversa también es cambio y se usa para retroceder, que es justamente lo que le está pasando a México), tenemos ahora nuevas efemérides que celebrar y no una, sino tres. En lo sucesivo y en tanto no tengamos un gobierno serio en nuestro país, del 26 de septiembre al 2 de octubre será cada año la Semana del Vandalismo.

Efemérides, dice el diccionario, son acontecimientos importantes ocurridos en una misma fecha, pero en años anteriores. Y para que no se olviden se les recuerda con una placa, una ceremonia, un desfile, una marcha de protesta… o con vandalismo y destrozos que es lo que ha puesto de moda la Cuarta Transformación. No meter el orden es fomentar el desorden, no aplicar la ley invita a desobedecer la ley, que es (in)justamente lo que están haciendo el presidente Andrés Manuel López Obrador y la intendenta, regenta o lo que sea de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum.

A propósito de placas, en el Parque de la Señoría de la ciudad de Xalapa a donde iba yo a hacer ejercicio todas las mañanas, había una en la orilla de uno de los varios jardines, que decía: “En este lugar, el 19 de septiembre de 1867, no pasó nada”. Debí tomarle una foto pero aún no se usaban los memes. En la ciudad de México, en cambio, sí pasaron muchas cosas el 26 de septiembre, y luego el 29 y luego el 2 de octubre, o sea cada tres días.

El día 29, vándalos, delincuentes encapuchados (porque son cobardes) causaron destrozos, saqueos y afectaciones a la gente en el Centro Histórico de la capital de la República, para conmemorar así el quinto aniversario de la desaparición de otros 43 delincuentes que supuestamente estudiaban en la Escuela Normal de Ayotzinapa, en Guerrero, aunque se dedicaban a todo menos a estudiar.

Tres días después, el 29 protestaron las mujeres feministas (yo les llamo hembristas porque son la contraparte del machismo, otros les llaman feminazis), marcharon para exigir su derecho al aborto y vandalizaron también algunos edificios del Centro Histórico que fueron pintarrajeados con sus insultos y demandas, especialmente la Catedral Metropolitana, porque ellas sienten que es la Iglesia Católica su principal enemigo porque ésta defiende la vida.

Ese mismo día, domingo, las estuvimos esperando frente a la catedral de Guadalajara, porque marcharon también en esta ciudad y se temía que hicieran lo mismo que en la Ciudad de México y en otras ciudades donde han atacado a los templos católicos como en Argentina, siempre contra los católicos, nunca han atentado contra un templo protestante o contra una sinagoga, mucho menos contra una mezquita, contra unos no porque comparten ideología, y contra los otros no porque les cortarían la cabeza si ofenden a Alá o a Mahoma su profeta.

Las esperábamos alrededor de 400 católicos afuera de la Catedral para impedirles que dañaran el edificio, o peor aún que ingresaran y cometieran algún sacrilegio. ¿Algún lector cree que exagero? le cuento: No se atrevieron a llegar hasta frente a la catedral. Procedentes del oriente de la ciudad -del rumbo de la Calzada Independencia- subieron por la calle Pedro Moreno y dieron vuelta en la de Corona y pasaron frente al Palacio de Gobierno. Al darme cuenta acudí hasta la esquina de éste en Corona y Morelos para ver el espectáculo y grabarlo, y transmitirlo en vivo según yo, lo que no pude hacer porque no sabía cómo hasta que me explicaron y lo hice sólo al final.

Algunas sin ropa en la parte superior del cuerpo mostraban las tetas, pintarrajeadas sus panzas, embozadas, bailaban, insultaban y gritaban, entre otras cosas “¡Saquen sus rosarios, de nuestros ovarios!”. Un hombre de edad que observaba comenzó a gritar a su vez “¡Viva Cristo Rey! ¡Viva Cristo Rey!”, y en respuesta una de las muchachas se le acercó, le dio la espalda y comenzó a hacer junto a él movimientos sexuales, como dándose de sentones encima de un hombre, luego se abrió de piernas y golpeaba con sus genitales el pavimento, para luego llamar a otra de las manifestantes y simular que sostenían una relación.

¿De dónde sacaron la descabellada exigencia de que saquen los rosarios de sus ovarios? De la razón no, es una consigna totalmente sin sentido, simplemente la copiaron de sus colegas argentinas (donde están más locas las abortistas), que además de “Saquen sus rosarios, de nuestros ovarios” gritaban “Iglesia, basura, votó a la dictadura”. Por cierto, andaban ahí algunas “mujeres” que vinieron de aquel país para asesorar y darles cuerda a las de Guadalajara. Son inconfundibles los argentinos porque hablan su propia versión del idioma español.

Y si pongo “mujeres” entre comillas es porque ellas mismas reconocen que son lesbianas, que se sienten hombres. Llegaron hasta la parte trasera de la Catedral y de ahí se fueron a la Plaza de la Liberación, ahí se sentaron la mayoría (serían una cuatrocientas o quinientas) mientras otras pronunciaban discursos y decían “nosotros las lesbianas tenemos derecho a…” por eso las comillas. Ahí se molestaron porque grababa yo con mi celular, trataron de quitármelo, las esquivé y como quiera me corrieron y lograron interrumpir la transmisión. Antes de detenerse estaban desquiciadas mientras marchaban, por eso no dudo que hubieran llegado hasta la Catedral a causar destrozos, si no les hubieran informado que había cientos de católicos esperándolas.

¿Y ya sabe usted qué dijo el presidente Andrés Manuel López Obrador cuando le preguntaron acerca del vandalismo en el centro histórico de la ciudad de México? Pues contestó que los va a acusar (a los vándalos delincuentes) con sus mamás, con sus papás y con sus abuelitos. Al dizque presidente de México esto le causa gracia y le da motivos para hacerse el gracioso, a los mexicanos no, las pérdidas millonarias que tuvieron los negocios no los hacen reír sino mentar madres, a los vándalos y al gobierno, al de la ciudad de México y al de la República.

Y bueno, para terminar la Semana del Vandalismo, el 2 de octubre marcharon para recordar los hechos sangrientos de 1968 en Tlatelolco, aunque antes se tomaron medidas. ¿Ya sabe usted lo que se le ocurrió a López Obrador para evitar el vandalismo?, no que vigilara la policía, no en utilizar a la Guardia Nacional para contener a los vándalos, se le ocurrió que los ciudadanos hicieran cordones humanos para evitar que atentaran contra los comercios y edificios. Y tras de conocer esta idea genial, la regenta de la CDMX ordenó que los empleados de su gobierno pusieran en práctica la brillante estrategia de su presidente. Lo hicieron, pero a los primeros botellazos y bombas molotov salieron huyendo.

¿De qué se trata?, ¿de que haya un enfrentamiento trágico entre ciudadanos y anarquistas “conservadores” como los llamó AMLO? Para mí que los vándalos son elementos de la Guardia Nacional vestidos de civil y encapuchados, muy probablemente inmigrantes que acaban de llegar de Centroamérica (yo siempre dije que a eso venían algunos), es decir, gente del propio López Obrador, de Claudia Sheimbaum y de Morena, pagados por el gobierno con nuestros impuestos para sembrar el terror y provocar una revolución más acelerada, para alcanzar y rebasar si es posible a las dictaduras comunistas de Cuba, Nicaragua y Venezuela.

Esa impresión tengo, porque si voy yo a vandalizar a mí sí me agarran a madrazos y me encarcelan, mínimo. Conmigo no va a bromear al presidente con que me va a acusar con mi mamá, a mí primero me rompen la madre y dejan la chunga para después. Y a ellos no, a ellos los apapachan, los estimulan y yo creo que hasta les pagan.

Pero ya llegarán las elecciones intermedias de diputados, gobernadores y alcaldes en el 2021 y entonces nos vemos en las urnas…

Categorías:Opinión

Tagged as:

2 replies »

  1. A quien le importa lo que sucede en veracruz?.
    Por si no se a dado cuenta :
    Este país no a cambiado ,la misma gente que comete delitos los hacia antes de que aún ustedes las hicieran públicas.
    Y si acontecimientos se trata ,póngale en su corta memoria de calendario oficial prianista 2 cosas.
    La primera que ustedes siguen igual o peor y la segunda que nada a cambiado.
    Como cuando fox ,ya que a diferencia del estupido de fox ,ahora los estupidos son todos aquellos que no quieren cambiar ni de mentalidad ni de su basura de pensar cuánto más tiempo pasa más se les ve su irracional forma de ser ,lastima que en esta región la de las vírgenes, los santos y sacerdotes violadores ,están bien empecinados en seguir así tal cual cuando la conquista solo que de agachados

    Me gusta

  2. Que cruel realidad, creo que Hitler Les quedo corto, como es posible que El o la asesina de un ser inocente sea su propia Madre o su Padre y lo peor de Todo que utilizan argumentos vacios para justificar tal crimen…

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s