Regional

Otra bronca en Arandas, ahora entre autoridades y pepenadores

• Les quieren quitar un porcentaje de sus ganancias para equiparlos

Arandas, Jal.- Un pleitazo se armó entre los llamados pepenadores del basurero municipal y el director de servicios Públicos Municipales, Francisco Arámburo Sánchez. Y es que esta semana tuvieron un cruce de declaraciones en las que algunos pepenadores señalaron que Arámburo Sánchez les había comunicado que les comenzaría a cobrar un 20% de la recolección que hicieran, y que quien no quisiera hacerlo podría agarrar sus cosas e irse del basurero, acción que negó Arámburo Sánchez, y como prueba un día después presentó a 3 pepenadores en conferencia de prensa que señalaron que ellos habían estado de acuerdo en la aportación, la cual habría sido reducida a un 10%, que era voluntaria y que al final de cuentas el dinero sería utilizado para darles equipamiento de seguridad e higiene.

El martes fue cuando la bronca entre pepenadores y el director subió de tono, algunos pepenadores señalaron que tanto Francisco Arámbula como Chuy García, jefe de los camiones recolectores, les habrían dicho días atrás que tendrían que dar un 10% de lo que recibieran por vender el reciclaje,  situación que aceptaron a regañadientes, sin embargo el problema aumentó cuando no les dieron recibo y se quejaron, a lo que de acuerdo a los recolectores los funcionarios dijeron que no tendrían que dar ningún recibo y que ya sabían que no se iba a dar, que solo se haría una bitácora, además señalaron que una persona les dijo que “si les parecía y que si no podrían agarrar sus cosas e irse y que ya no podrían entrar, además de que les echarían la policía encima”.

Sin embargo, un día después de armarse la gresca, en conferencia de prensa y con la presencia de otros pepenadores, Francisco Arámburo señaló que no sabía por qué esas personas habrían dicho lo que dijeron, ya que él sostuvo una reunión con los pepenadores el día 20 de septiembre y les habría comentado que harían una prueba de aportación voluntaria del 20% para poder equiparlos con botas, guantes, mascarilla y uniforme, en dicha reunión asistieron 20 de los 35 personas que acuden al basurero y estos 20 estuvieron de acuerdo en la prueba, siempre y cuando la aportación se bajara a un 10%, situación que confirmaron los propios pepenadores, aunque estos no fueron los mismos que un día antes habrían declarado otra situación.

“Quedamos todos conformes en que esto sería un prueba, y una aportación voluntaria porque esta será destinada para implementación de equipo y de higiene, si funcionaba bien en futuro se podrían hacer más cosas por ellos, como poner regaderas, comedores, etc., ellos mismo propusieron que era lo que necesitaban, por eso ahora me extraña que otras personas hayan dicho otra cosa, es más, que te lo digan ellos, aquí están, ellos también tienen una opinión”, señaló Aámbura.

Uno de los pepenadores señaló que en efecto habrían tenido una reunión y que habían quedado de acuerdo, aunque no todos, “Sí nos dijo, y yo propuse que en lugar de un 20% fuera un 10%, y está un muchacho que se altera mucho y no lo deja ni hablar (a Arámburo), el muchacho no se presta para hablar, se pone bien agresivo” comentó una de las pepenadoras que le daba pena a hablar ante los reporteros que acudieron a la conferencia.

Con esta prueba piloto, el director se servicios públicos municipales comentó que se habrían recolectado $3,269 pesos, ya que las cantidades que aportó cada persona fue muy variable, mientras uno aportaron $276 otros aportaron $9, sin embargo a pesar de todo el problema que se armó, el ayuntamiento los equiparía con uniforme, guantes, mascarilla y botas, equipo que asciende a $1,000 por persona, por lo que los $3,269 abarcarían apenas el 10% del costo total del equipo para las 35 personas.

“Algunas personas no aportaron nada, pero igual el equipo se va a comprar y se entregará a todos por igual, aunque no sé si estas aportaciones continúen porque si por querer generar algo bueno se nos va armar tanta complicación, pues habría que estudiarlo”. Finalizó el funcionario.

Hubo una confusión: Anabel Bañuelos

Mientras tanto la alcaldesa, a quien los pepenadores pedían que les diera la cara y dijera si fue una orden de ella, esta comentó que todo habría sido una confusión, “Todo fue una confusión entre los pepenadores y las personas que trabajan en el vertedero, en el cual se querían comprar uniformes para que ellos estén uniformados.

– ¿Y por qué hubo esa confusión? Se le preguntó a la alcaldesa en una visita que hizo a Tepatitlán para la firma de un convenio entre los municipios de la Región Altos Sur.

– El problema fue con ciertas personas nada más.

– ¿Usted qué piensa de eso, le dijeron queremos hacer esto y esto o usted no sabía nada?

– No, eso se platicó con ellos, pero ya a la hora de la hora, ellos tomaron, mmm, para informales a ustedes de los medios de comunicación.

– ¿Entonces eso viene de Servicios Públicos?

– Sí -finalizó la alcaldesa.

Categorías:Regional

Tagged as:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s