Opinión

Tiempo de Presupuestos

Para el grueso de la población ésta es una temporada como cualquier otra.

Para el empleado promedio del gobierno, también.

Pero para los funcionarios responsables, septiembre representa el arranque del período trascendente cuando de manejo de recursos futuros se trata.

Me explico: Para los funcionarios municipales, a partir de septiembre y hasta el mes de diciembre es la época en la que se presentan propuestas de presupuestos para el ejercicio fiscal siguiente, es decir, desde ahora se habla ya de lo que se pretende invertir para el año 2020.

Si los funcionarios ya están en eso, pues felicidades. Si no, pues quién sabe qué están esperando.

Y en la palabra funcionarios caben los alcaldes, sí, pero también los regidores; los de mayoría y las minorías. También caben los directores, jefes y coordinadores, pero también las secretarias y los operativos, los técnicos (y los rudos), los asesores y los

ejecutivos. Todos.

Porque si no es ahora, entonces ya para diciembre, cuando se aprueben los presupuestos según las legislaciones, ya no habrá más que lamentos y mentadas.

Es desde ahora que cada funcionario debe estar atento a sus necesidades, pero también a sus compromisos.

Y es desde septiembre que cada uno de los que dirigen, administran o ejecutan programas de gobierno, deben estar atentos, para que luego no se anden con sorpresas de que no les llegó lo que en la cartita a Santaclaus le pusieron…

El presupuesto del 2020 será el “primero” que los actuales funcionarios harán desde el principio. Por lo menos el ejercicio 2019 pudo haberse dicho que hubo compromisos “pasados”. El año entrante será el más importante para las administraciones locales. Es el año completo que ellos planearán, ejecutarán y evaluarán, completo, sin pretextos. A ver de a cómo se pone el asunto.

Y será ese presupuesto con base a la experiencia del primer año de gobierno, con los tres niveles de gobierno en el ejercicio y con sus respectivos Planes de Desarrollo o Institucionales aprobados. A ver qué sale, a ver cómo les sale.

Que nadie se diga pues, desde la burocracia, sorprendido a partir de enero próximo porque no les llegará dinero, porque les llegará poco o porque no saben cuánto les darán.

Es tiempo de armar presupuestos, aunque algunos andan en temas más importantes para ellos, como las fiestas patrias, las fiestas patronales, las fiestas del pueblo o los días de asueto.

Categorías:Opinión

Tagged as:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s