Opinión

Las 2 caras de Tepa

Este fin de semana vi las 2 caras que tiene la gente de Tepa.
La noche del domingo, 15 de septiembre, luego de la ceremonia del Grito, tras el castillo y con la familiar convivencia que se da en el centro de la ciudad, apareció la mala cara que tenemos. Bueno, que tienen algunos tepatitlenses.
Esa es la peor escena que mostramos y no solo la noche del Grito. Lo hacemos también en abril, en la Feria. Pero además se hace en cada fiesta de cada colonia o en la fiesta del templo. Siempre aparece lo marrano de algunos ciudadanos, quienes creen que la fiesta o el festejo les trae también el derecho a tirar basura o dejarla en el suelo, como si al irse ellos la basura desapareciera.
Esa es la mala cara que dan algunos tepatitlenses. En las fiestas patrias, en la Feriabril y también en cualquier reunión familiar. A quien lo dude, solo basta con ver como quedan las coladeras, las bocas de tormenta o los arroyos luego de que pasa una tormenta.
Pues ¿quién educa a esa gente?, ¿a cuál escuela fueron?, ¿a cuál partido pertenecen? o ¿a cual iglesia acuden?, pues resulta increíble conocer su filosofía de vida con la enorme cantidad de basura y desechos que arrojan a la vía pública.
Esa es la mala cara.
Afortunadamente no es la única.
Hay otra cara que los tepatitlenses también desean mostrar, un mejor rostro de su comunidad. Se preparan para ello. Se esfuerzan para lograrlo.
Y ya tienen un año haciéndolo.
Me refiero al grupo de Scouts que Yuly Alvarado y todo su grupo viene haciendo en la ciudad con un nuevo ejército de niños y adolescentes, a quienes les están mostrando una nueva forma de vivir, un nuevo estilo de vida. Un nuevo camino para convivir, respetando al prójimo, reparando el entorno, previniendo los riesgos.
Ese rostro cívico, decente, correcto, también se tiene en Tepa.
Lo sabemos, hay gente de bien que no pertenece a los Scouts, hay gente que no pertenece a ningún partido, ni iglesia ni grupo escolar y cuida el ambiente, limpia ríos, planta árboles y levanta la basura de su festejo.
Pero este fin de semana pudimos ver esos dos rostros de Tepa. Cada quien sabe cómo quiere vivir, cada uno sabe cómo comportarse.
No hay pretexto. Si alguien que nos escucha o nos lee en los medios está conforme con el basural que aparece con cualquier festejo, pues que siga dejando sus desechos en cualquier lugar a donde vaya. Pero si alguien quiere aprender o enseñar cómo ser un mejor ciudadano, ahí tiene el ejemplo de los Scout en Tepa.
No hay pretextos, hay opciones; que cada uno tome el ejemplo que más le llene, que más le acomode.

Anuncios

Categorías:Opinión

Tagged as:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s