Opinión

El PRI sin rumbo

Nuevamente con todos ustedes amigos lectores del periódico 7 días y de esta sección de cosas de la política, agradeciendo los comentarios que me realizaron sobre el artículo pasado titulado: asesinatos por racismo, donde traté el tema sobre lo acontecido en el Paso, Texas, donde un joven “supremacista blanco” quiso matar a cuanto mexicano se le atravesó en su camino, logrando su cometido de asesinar a varios miembros de familias de este País y comentaba sobre el discurso de odio que está fomentado el presidente de los Estados Unidos de Norteamérica Donald Trump, esperando que pronto le quiten el poder y pierda en las próximas elecciones, lográndose que el Partido Demócrata arrase en las elecciones y pierda el Partido Republicano la Presidencia y el control de las Cámaras, tanto la baja como la alta. 

     Ahora en esta ocasión tratare el tema: EL PRI SIN RUMBO y realizo un análisis de lo que ha estado pasando con este partido. El alto nivel de rechazo hacia el tricolor no solo es producto del entreguismo, sino también por el hecho de haberse alejado de su base y sobre todo traicionar sus principios sociales, los cuales hoy en una buena parte están en manos de MORENA, y los programas del Presidente de la República.

     Los días más aciagos se aproximan para el PRI, quien obtuvo la votación más baja en toda la historia de este instituto político y se debe de abrir a la participación de los jóvenes, de nuevos cuadros que estén dispuestos a caminar, a ganarse a pulso las postulaciones a puestos de elección popular, hombres y mujeres que estén cerca de la gente, cuestión que veo muy complicada, ya que en sus pasadas elecciones internas se notó claramente el dedazo para Alejandro Moreno (alito), ya que detrás de él hay muchos intereses creados de ex presidentes de la República como Enrique Peña Nieto y su gavilla.

     Un “confesionario” a estas alturas del partido es demasiado tarde. El priismo, los priistas no cambian sus métodos del todo por el todo, incluyendo sus estatutos.

     Han dejado en claro que no son de fiar ni entre ellos, en la misma casa y desde luego para el electorado o interesados que siguieron su proceso, sencillamente fue más de lo mismo, en el preámbulo de los estertores de ese partido y en su clara caída.

     No será poco lo que se jugará el PRI en 2021: de trece gubernaturas en disputa, ocho están en su dominio, parte de sus últimos bastiones: Colima, Guerrero, Sinaloa, San Luis Potosí, Campeche, Sonora, Zacatecas y Tlaxcala. 

     De cinco gubernaturas disputadas en el 2018 y dos en 2019 no gano ni una. Estas son cifras contundentes de su fracaso.

     Y sigue todavía con esas manías, que no le granjean imagen al otrora invencible y hoy un partido que parece será utilizado hasta el último momento de su vida electoral, por lo que queda de sus pocos “cuadros distinguidos”.

    En referencia a lo anterior, les comento que el Ex- presidente Adolfo Ruiz Cortines es recordado como uno de los presidentes más astutos de la historia de México. A él se debe la concepción (aunque no la fundación) del PARM, un partido político cuya función sería fingirse de oposición y aparentar la existencia de una democracia.

     Inventó el partido satélite mexicano: El PARM, era la forma de mantener en el presupuesto a los políticos de edad avanzada a quienes el sistema ya quería desechar sin violencia. En las discusiones legislativas trascendentes, el PARM tendría que votar siempre a favor del gobierno. Todo esto lo cuenta Mario Guerra Leal en sus memorias, un político del PARM que iba a Gobernación y a la Presidencia de la República para recibir instrucciones. Mario Guerra fue diputado (pagado por la Secretaría de Gobernación para espiar a otros legisladores) y posteriormente hasta candidato presidencial “opositor”. El sistema priista le decía cuándo y cómo golpear al gobierno, pero también lo obligaba a garantizar los votos de su bancada. A fin de mes, el secretario de Gobernación en turno le entregaba su cheque.

      Por todo lo anterior observamos que El PRI se encuentra en el momento más crítico de su historia. La lógica hubiera supuesto (para la elección del Presidente Nacional del PRI), un proceso de reestructuración integral, inmediatamente después de la derrota. Presentación de caras nuevas, pertenecientes a otra generación. No se hizo. Se recicló y premió a los mismos generadores del desprestigio que dieron malos resultados de gobierno. En el discurso, como siempre, se habló de escuchar a la militancia y darle voz. También, igual que siempre, en los hechos se ignora a los militantes y no tienen garantizado un voto para seleccionar a sus dirigentes. Nada cambia, en un partido empeñado en hundirse y desprestigiarse.

     Lo más asombroso es revisar el récord legislativo de las pequeñas bancadas del PRI. Votan permanentemente a favor de las iniciativas de MORENA.

     Desde la bochornosa licencia a Manuel Velasco para ser senador-gobernador, avalada por todos los senadores priistas, hasta el voto por la Guardia Nacional; ya nadie espera que los legisladores del PRI se comporten como oposición. Todos los días, sin explicación pública, aceptan avalar cada una de las propuestas gubernamentales y eso invita a sospechar de corrupción. Montan conferencias de prensa intrascendentes o protestas minúsculas, pero a la hora de los hechos votan a favor de MORENA. Detrás de esto hay negociaciones inconfesables con el gobierno, porque el PRI no puede presionar donde importa y votan a favor del señor presidente. Triste es el destino del PRI, convertirse en el PARM del Gobierno de MORENA.

     Vale la pena que lean las memorias de Mario Guerra. Cuando dejó de serle útil al sistema priista, el político del PARM fue acusado de corrupción, encarcelado y torturado, para que no le contara a la opinión pública cómo se prestó a manipularla fingiéndose opositor. ¿Es ese el futuro del PRI?; POBRE PRI, TAN LEJOS DE DIOS Y TAN CERCA DE LA CORRUPCION.

     En Jalisco no es la excepción y el PRI se encuentra de capa caída, con un dirigente estatal que ya nadie cree en él, Ramiro Hernández, el otrora poderoso Senador que le compitió por la Gubernatura a Jorge Aristóteles Sandoval, no ha servido para nada y es esencialmente porque ya es un cartucho muy quemado, dejó muy mal la presidencia municipal de Guadalajara y por ese lado se les coló Enrique Alfaro hasta llegar a ser el nuevo gobernador del Estado de Jalisco; así que no se ve ningún rumbo fijo para el PRI en este Estado, pero lo que sí se ve claramente es que va directo a seguir siendo tan solo la tercera fuerza en el Estado de Jalisco, cuando no se vaya a caer hasta la cuarta fuerza, así que como titulé mi columna, el PRI es y seguirá siendo un Partido político sin rumbo. 

     Por esta ocasión fue todo en esta sección y como siempre, espero todos sus comentarios y sugerencias en mi correo electrónico: jorgegerardotorres@hotmail.com

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s